Archivo | Postres RSS feed for this section

Panna Cotta de yogur

15 Feb

Aunque en casa no solemos celebrar San Caletín (a mi me encanta, soy una romántica…) ayer no se porque fue diferente. Me desperté con una ventana llena de posits con corazones y no me quedó otra que preparar una buena cena 😉

Hoy de momento solo voy a publicar el postre que hice, mi primer postre en el blog!!! Es que no soy muy de dulces pero de vez en cuando cae alguno… y el de esta vez estaba buenisimo! Y más fácil imposible! Os lo recomiendo..quedaréis de lujo sin el más mínimo esfuerzo.

La Panna Cotta es un postre típico de la región italiana de Piamonte y en italiano significa “nata cocida” , y es que no es mucho más que eso. Yo le añadí yogur para variar un poco de la receta original y lo acompañé de fresas frescas, aprovechando las buenas fresas que tenemos ahora en los mercados. Pero lo más normal es acompañarlo por frutos del bosque o caramelo. Aunque parezca un flan, en textura se parece más a la gelatina y en sabor a…cualquier cosa láctea! En cualquier caso esta buenísimo! Os invito a probarlo de la manera que más os apetezca!

Buon appetito!

 

Ingredientes para 5 tarrinas como las de la foto:

– 200ml de nata para cocinar

– Un chorrito de leche

– Azúcar (unos 150gr)

– 2 yogures griegos

-3 placas de gelatina neutra

– Fresas

– Unas gotas de limon (opcional)

 

Preparación:

Hidratar la gelatina según indicaciones del fabricante.

Ponemos en un cazo la nata, la leche y 100gr de  azúcar y ponemos a hervir. Cuando empiece a hervir apartamos del fuego y añadimos los yogures y las placas de gelatina escurridas. Lo movemos bien para que se mezclen todos los ingredientes y no queden grumos. A continuación colocamos en los moldes que hayamos elegido y dejamos enfriar un poco antes de colocarlos en la nevera.

Mientras, lavamos las fresas y les cortamos la parte verde. Yo con la mitad de las fresas hice una especie de zumo espeso con la batidora y con el resto las corte en trocitos, tanto pequeños como grandes y luego se lo añadí a ese zumo. Le ponemos el azúcar restante y unas gotitas de limón para que no se oxide mientras se guarda en la nevera (fresquito esta más bueno).

Después de tener, al menos 3 horas, la panna cotta en la nevera, ya estará lista para comer. Le ponemos nuestra mezcla de fresas por encima y a disfrutar!!